Publicidad

Fallo al actualizarAñadir el título



Telemundo Noticias

Este miércoles en la tarde un infante de marina fue fotografiado resguardando el Ala Oeste de la Casa Blanca, donde se ubica la Oficina Oval, como señal de que el presidente Trump se encontraba en el recinto presidencial. Para llegar hasta allí, el mandatario tuvo que atravesar el espacio que separa a su residencia de la Oficina. No está claro qué protocolos se adoptaron para tal fin.

Trump fue diagnosticado con COVID-19 hace menos de una semana, por lo que aún se considera un paciente contagioso. Según las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la cuarentena debe durar 10 días desde el momento en que se presentaron los primeros síntomas, y 20 cuando la enfermedad es grave.

En una reunión en la que solo estuvieron presentes el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el director de redes sociales, Dan Scavino, el mandatario fue informado sobre el huracán Delta y sobre las conversaciones para un nuevo paquete de estímulo, dijo un alto funcionario de la Administración a NBC News, nuestra cadena hermana. El presidente tiene un despacho en el Ala Este, donde se encuentra su residencia, de manera que el viaje hacia la Oficina Oval no era estrictamente necesario.

Luego de conocerse que el mandatario se había infectado, más de 10 funcionarios de la Casa Blanca, el Congreso y su campaña de reelección han dado positivo al virus. 

Trump dice que contraer el coronavirus “fue una bendición de Dios” y promete (sin autoridad) la aprobación rápida de un tratamiento experimental

Desde las afueras de la Oficina Oval en la Casa Blanca —a donde se dirigió al romper la cuarentena, a pesar de ser considerado un paciente de COVID-19 contagioso— Trump atribuyó lo que describió como una mejoría en su salud a la terapia anticuerpos experimental de la empresa Regeneron Pharmaceuticals Inc. 
Esta aún no ha sido aprobada por las autoridades sanitarias y se encuentra aún en fase de estudios clínicos, por lo que ni el presidente ni sus doctores tienen manera de saber si es efectiva a nivel masivo. El medicamento le fue suministrado al presidente bajo autorización especial de “uso compasivo”.  
“Si no lo hubiera contraído (el coronavirus), estuviéramos viendo ese medicamento como a cualquier otro”, dijo.

Aparentemente sensible al hecho de que su tratamiento ha sido mucho más completo que la atención que reciben los estadounidenses promedio, prometió aprobar rápidamente el fármaco para su uso, y distribuirlo de forma gratuita, aunque no tiene el poder para ordenar esto.
«Quiero que todos reciban el mismo trato que su presidente, porque me siento muy bien», dijo Trump en el video publicado en su cuenta de Twitter. Esto un día después de que la Casa Blanca aceptara las reglas de la FDA que atrasarán la aprobación de una vacuna contra el COVID-19 hasta después de las elecciones, con lo que la Administración admitió que no estará lista antes del 3 de noviembre, como Trump ha prometido repetidamente.
En el video de casi cinco minutos, Trump también continuó minimizando la amenaza del virus, prometiendo a los enfermos que «se mejorarán rápidamente como yo», a pesar de que más de 211,000 personas en Estados Unidos y más de un millón en todo el mundo han muerto por la enfermedad.

¿Qué dice el reporte más reciente sobre la salud del presidente Trump?

El mandatario ha estado «libre de síntomas» durante más de 24 horas mientras continúa siendo tratado por el coronavirus en la Casa Blanca, dijo en un memorando uno de sus médicos este miércoles.

Trump también ha estado «sin fiebre durante más de 4 días» y no ha requerido oxígeno suplementario desde que dejó el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el lunes, agregó el doctor Sean Conley en la actualización.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.